• Cuándo se empieza a cobrar la Ley de dependencia
    Ayudas

    ¿Cuándo se empieza a cobrar la Ley de dependencia? 2 años después…

    Estaba advertida desde antes de iniciar los trámites para solicitar la Ley de dependencia para mi niño con TEA de que el trámite sería lento, desesperante y de lo menos práctico para una familia que ya tiene que bregar de por sí con el resto de frentes abiertos a causa de la diversidad. Sin embargo, la profesional que vino a casa a hacernos la valoración del niño, y que le otorgó su grado II de dependencia, me informó con todo lujo de detalles de que en el peor de los casos, tardaríamos 18 meses en cobrar. Así es que nos despreocupamos por completo del tema durante año y medio, y…

  • Evaluación de la discapacidad para niños con autismo
    Ayudas

    Evaluación de la discapacidad para niños con autismo

    Durante nuestros primeros 5 meses en atención temprana, estuvimos sometidos a una constante observación, pero ni recibimos directrices para hacer terapia en casa, ni teníamos confirmado el diagnóstico de TEA, que llegó definitivamente a los 2 años, ni nadie nos comentó que por tener un hijo autista podíamos solicitar ayudas, prestaciones y al menos aliviar económicamente el peso de las terapias privadas que, por supuesto, nos recomendaban que no hiciéramos bajo amenaza de perder nuestra plaza pública. Bueno, alguien sí que me lo comentó, pero fue una madre a título personal, Martina, de No sin mis hijos, que me puso al día de todo lo que debía saber para no…

  • ley de dependencia para niños con TEA
    Ayudas

    Solicitar la ley de dependencia para niños con TEA. ¡Empieza tu aventura!

    Me resulta cuanto menos curioso, por no decir completamente vergonzoso, que teniendo un diagnóstico en firme de TEA desde los 2 años del niño, en el centro de atención temprana, al que peregrinamos semanalmente no nos comentaran absolutamente nada acerca de las ayudas económicas o prestaciones que podrían corresponderle. Por un lado, se nos echaba en cara el ser padres que criábamos sin dramas, lo que les daba a entender que no éramos conscientes de la gravedad del trastorno del niño. Pero por otra, jamás hicieron ninguna insinuación acerca de este tipo de gestiones para aliviar nuestra economía. A día de hoy, a consecuencia del autismo, mi hijo debe ir…