• Colegio inclusivo ¿y el comedor
    Educación

    Colegio inclusivo ¿y el comedor?

    Cuando publico esto, mi hijo lleva ya casi 2 meses más que adaptado a su nuevo colegio. Si el periodo de adaptación a la escuela infantil fue de lo más corriente y fácil, el del colegio ha sido sorprendentemente sencillo. Ni llantos, ni una negativa a asistir, cada día va corriendo, feliz y se resiste a salir de clase cuando vamos a buscarlo. 3 días lo acompañamos durante hora y media, como al resto de los niños. Al cuarto lo dejamos solo su hora y media reglamentaria y al quinto hizo su media jornada completa sin ningún problema. Él súper contento, su maestra súper sorprendida con su comportamiento, quitándonos preocupaciones…

  • comparación con los niños neurotípicos
    Opiniones

    La odiosa comparación con los niños neurotípicos. La normalidad no es inclusiva

    Lo primero que haré será reconocer que me ha resultado muy difícil no establecer comparaciones entre mi hijo con TEA y otros niños de nuestro entorno, especialmente con su hermana mayor. La comparación con los niños neurotípicos es algo que nos sale solo, de serie y no creo que sea pecado mortal, sino más bien una tendencia innata en el ser humano que simplemente debemos aprender a controlar. Cuando era madre primeriza, claro que observaba cuándo empezaban a caminar otros bebés, a hablar, o incluso ahora, que la mayor va a cumplir 6 años, indago acerca de si sus compañeros leen o escriben mejor que ella, si tienen más habilidad…

  • Escuelas infantiles para niños con necesidades especiales
    Educación

    Escuelas infantiles para niños con necesidades especiales. ¿Qué ventajas hay?

    Hace unas semanas os conté cómo está siendo el paso de mi hijo con TEA por la escuela infantil. A diferencia de su hermana, que entró directamente al colegio a los 3 años, con él nos aconsejaron los múltiples beneficios que podría tener la escolarización temprana para mejorar sus habilidades sociales. Sinceramente, al principio era bastante incrédula, porque siempre he pensado que los niños están mejor atendidos por sus padres, o por otros familiares, que disputándose la atención de educadoras que suelen estar sobrepasadas por la ratio de niños y la inmadurez de cada uno. Para colmo, lo de pensar en escuelas infantiles para niños con necesidades especiales me superaba…