• pecados como padres de un niño autista
    Opiniones

    Nuestros pecados como padres de un niño autista

    Desde el primer momento tras recibir el diagnóstico de mi bebé con TEA, tratamos de ver el futuro con optimismo. Estar hundidos como padres sólo nos complicaría las cosas, y a medida que íbamos informándonos mejor, trabajando en casa y el niño empezaba a desarrollar nuevas habilidades, comenzamos a ver la vida de otra manera. Pasar de los pésimos augurios y los malos comentarios y valoraciones que recibíamos siempre en el CDIAP, a trabajar con la terapeuta ocupacional en un ambiente más relajado para todos, asociarnos, conocer la experiencia de otras familias y saber que todos los pronósticos eran posibles y que no debíamos asumir de antemano ningún tipo de…

  • hijo autista es igual que antes del diagnóstico
    Opiniones

    Mi hijo autista es igual que antes del diagnóstico

    Llevamos poco más de año y medio conviviendo con el diagnóstico, pero entendiéndolo no como una limitación para sus posibilidades, sino como una descripción de sus diferencias. En unos años sé que puedo desdecirme de estas palabras, sé que nos pueden tocar épocas muy duras, difíciles de manejar, que frustren al niño, que nos hundan a nosotros como padres e incluso a su hermana de 6 años, que se cuestiona ya muchos aspectos del desarrollo del pequeño. Nunca hemos tenido una vida idílica, ni hemos sido una familia perfecta, ni nos ha chorreado la felicidad por los cuatro costados, pero dentro de nuestra existencia, de lo más común y corriente,…

  • culpa del autismo es del padre
    Terapia

    La culpa del autismo es del padre. Palabra de psicóloga

    De nuestra querida psicóloga del CDIAP, la protagonista de grandes éxitos como “La lactancia prolongada impide la comunicación de tu hijo” y “Este niño no habla porque tiene sus necesidades demasiado cubiertas” llega el estreno de la temporada “La culpa del autismo es del padre”. De verdad, espero que hayan cerrado la tómbola en la que a esta mujer le regalaron el título y la supuesta especialización para niños con TEA, porque cuando ya creíamos que tras un año de visitas no nos podría sorprender más ¡ha batido todos los récords! La impactante acusación surgió de la forma más tonta: el niño llevaba un mes y medio (¡qué gustazo!) sin…