Evaluación de la discapacidad para niños con autismo
Ayudas

Evaluación de la discapacidad para niños con autismo

Durante nuestros primeros 5 meses en atención temprana, estuvimos sometidos a una constante observación, pero ni recibimos directrices para hacer terapia en casa, ni teníamos confirmado el diagnóstico de TEA, que llegó definitivamente a los 2 años, ni nadie nos comentó que por tener un hijo autista podíamos solicitar ayudas, prestaciones y al menos aliviar económicamente el peso de las terapias privadas que, por supuesto, nos recomendaban que no hiciéramos bajo amenaza de perder nuestra plaza pública. Bueno, alguien sí que me lo comentó, pero fue una madre a título personal, Martina, de No sin mis hijos, que me puso al día de todo lo que debía saber para no perderme en la maraña burocrática que te envuelve cuando tienes un hijo con necesidades especiales. Por algún motivo, la evaluación de la discapacidad para niños con autismo me pareció que debía ser el primer paso para tener acceso a todo lo demás. Así es que después de esperar durante 7 meses a que nuestra psicóloga del CDIAP nos derivara a la trabajadora social del centro y no lo hiciera nunca, decidí meterme en faena por mi cuenta y riesgo, cruzando los dedos para que el papeleo no me hundiera psicológicamente. Creía que lo más lógico era tener reconocido el grado de discapacidad para poder solicitar la Ley de dependencia. Pero 2 meses después de iniciado este trámite descubrí gracias a Aprenem, que podemos empezar a bregar con ambos trámites a la vez. Sólo hay que tener mucha paciencia (hasta 2 años) y afrontar todos los pasos que requiera la administración. Hoy os voy a detallar cómo hemos vivido la evaluación de la discapacidad para niños con autismo en Barcelona.

Formulario, documentación y trámite on line

Por suerte, a diferencia de la Ley de dependencia, la solicitud de reconocimiento de la discapacidad es un trámite que puede gestionarse on line. Sí, vas a ahorrar tiempo en salas de espera de instituciones abarrotadas y sólo tendrás que pelear con tu navegador cuando se niegue a adjuntarte los documentos que necesitas, cuando no reconozca tu certificado electrónico… Vamos, que seguramente te darán ganas de personarte en una ventanilla oficial, pero resiste, que desde casa todo se ve de mejor manera. Yo inicié este trámite en marzo de 2019 y según las bases que regulan el procedimiento, en un plazo máximo de 4 meses debería tener respuesta. De lo contrario, se consideraría desestimada por la administración. A los 4 meses exactamente, a principios de julio, no había tenido noticias respecto al avance de mi solicitud, así es que me planté en la oficina de bienestar social de mi municipio, donde me dijeron que eso de los 4 meses es para personas mayores y casos más importantes, pero que para niños tan pequeños como el mío (con 2 años y medio por entonces) lo normal era esperar al menos 9 meses. ¿Para terminar el trámite? ¡No! Para que te asignaran fecha para la valoración. Madre mía, yo pensando que la dependencia iba a ir para largo y parecía que la discapacidad le iba a seguir los pasos.

La evaluación de la discapacidad para niños con autismo, 9 meses después…

A mediados de noviembre recibimos por fin la llamada para darnos cita en el hospital donde realizarían la evaluación de la discapacidad del niño el 5 de diciembre. A diferencia de la Ley de dependencia, en la que el evaluador viene a casa para hacer su diagnóstico, con la discapacidad te obligan a llevar al niño ante una psicóloga y un trabajador social que en realidad no miran a la criatura para nada. Yo pensaba que le harían algún tipo de prueba, que lo observarían, que tratarían de comprobar ellos mismos el diagnóstico emitido por atención temprana. Pero no. Primero tuvimos una charla de media hora con la psicóloga, a quien hay que repetirle verbalmente todo lo que ya llevas por escrito en los informes de atención temprana, de terapia ocupacional y de la escuela infantil y que te acompañan en cada paso administrativo que das, Después, otra media horita de información de las posibles ayudas a las que tendríamos acceso con el certificado de discapacidad, si es que nos concedían al menos un 33%, y ya estábamos listos para volvernos a casa a esperar la carta oficial en la que se reconociera el grado de discapacidad del niño. Eso sí, nos informaron antes de salir de que en Cataluña, simplemente por tener el diagnóstico de TEA, ya se otorga el mínimo del 33% sin más miramientos, y que en ningún caso mi hijo pasaría al siguiente tramo que empieza en el 65% de discapacidad, así es que ya nos entregaron la hoja con los beneficios que podríamos solicitar por esta condición en cuanto tuviésemos la resolución oficial.

Reconocimiento y tarjeta de la discapacidad

La verdad es que incluso teniendo las navidades de por medio, el 30 de diciembre recibimos la carta que certifica un grado de discapacidad del 33% y que estará vigente hasta enero de 2023. Luego habrá que volver a pelear por la renovación, vigilar que no se pase la fecha sin haber hecho el trámite y perder temporalmente los beneficios, etc. El informe no es lo que vamos a llevar encima para acreditar la discapacidad a fin de poder disfrutar de los descuentos asociados a esta característica del niño, así es que el siguiente paso es acudir a una oficina de bienestar social a suplicar la tarjeta de discapacidad, que será personal e intransferible para el niño. Él es el único beneficiario, y como el trámite se podía hacer on line, allí que me lancé a intentarlo. 3 semanas después, aún no había obtenido respuesta, así es que pedí cita en la oficina municipal, porque se indicaba que la entrega de la tarjeta es algo que se realiza al instante, y el instante virtual empezaba a demorarse demasiado. A la vez, solicitamos el título de familia numerosa, que parecía la petición más sencilla, por ser una familia de 4 miembros, con 2 hijos a cargo, uno de ellos con al menos un 33% de discapacidad. Desde este momento, se os considerará familia numerosa a todos los efectos, exactamente igual que si tuvierais 3 hijos, sin hacer distinciones por haber obtenido el título a causa de la discapacidad. El caso es que la evaluación de la discapacidad para niños con autismo, ni para cualquier otro colectivo, no otorga una ayuda económica directamente, pero sí una compensación en impuestos y en descuentos de lo más diverso que al cabo del año pueden suponer una  buena suma. Algunos de los beneficios van en función de los ingresos de la unidad familiar.

Una vez en posesión tanto de la tarjeta de discapacidad como de la de familia numerosa, y sólo con alguna de ellas es suficiente para algunos trámites, podréis solicitar el resto de ayudas como la deducción del IRPF, la solicitud de una ayuda familiar de la Seguridad Social por tener un hijo discapacitado a cargo, becas en educación, descuentos en la factura del agua, la luz, el gas, el recibo del IBI, en transportes como en trenes, aviones, y hasta en la compra en supermercados, entradas de cine, centros de ocio… Sin vergüenza ninguna, que vuestros peques aprovechen todo lo que puedan para vivir y disfrutar como uno más, sin importar la etiqueta que les dé acceso a estas posibilidades. A nosotros nos han entregado una hoja informativa de lo que corresponde para menores de 18 años y en esas estamos, intentando ahorrar al máximo para destinar el dinero recuperado a no morir en el intento y a pagar esas partidas extra de terapias que tenemos las familias diversas.

En definitiva, desde que entregué mi solicitud hasta que hemos estado en posesión del título acreditativo de la discapacidad han pasado exactamente 10 meses. ¡Y eso que no me faltaba ningún documento y no tuvimos ninguna incidencia durante el proceso! ¿Para vosotros fue un trámite más sencillo y breve o más penoso y largo?

9 Comments

  • Carolina

    Nosotros estamos en ello, tanto la discapacidad como la dependencia en espera y aún sin diagnóstico, le hacen el a dos este mes de febrero y ya somos familia numerosa porque tengo tres hijos, pero si nos conceden la discapacidad, creo que por renta podemos ser familia numerosa especial… Por lo menos eso espero… Como dices que se beneficie al máximo de todo lo que le pertenezca, un abrazo y gracias por compartir tu experiencia, gracias a eso me puse en marcha sin que nadie me hubiera informado de nada en atención temprana, les darán algo por retrasar lo que por ley nos corresponde, porque si no es así , no entiendo porque no informan, un beso.

    • Tamara

      Hola!!
      En mi caso la discapacitada soy yo, con un 65%, y vivo en canarias…

      Los beneficios varian mucho de unas comunidades autonomas a otras, asi que si en barcelona tienes tantas … Aprovechaaaaaa tooodas las que puedas

      Los tramites… En mi caso con todos los informes que tengas y los q puedas conseguir
      Desde la presentacion de la solicitud hasta pasar el tribunal… 14 meses
      Desde el tribunal hasta la resolucion 4 meses
      Desde el tribunal hasta q la resolucion me llego a mi..otros 9… Si con caracter retroactivo… Pero …
      Es un tramite tedioso y desesperante pero en mi caso yo se lo recomiendo a cualquiera q tenga derecho q lo solicite

      Mi enfermedad es de nacimiento… Pero no es visible, he vivido con limitaciones toda mi vida, pero como no se ve… He tenido q aguantar de todo… Hasta por los propios sanitarios q no conocen la enfermedad
      Por orgullo no la pedi hasta los 33 pero ya estaba… En estado fisico muy deteriorado y esos 23 meses sin los pocos beneficios q hay aqui … Se hicieron eternos… En micaso algo tan sencillo como comprar la medicacion… De un 40% a tenerla bonificada…fue el gran cambio para mi

      No desespereis y no dudeis en pedir todos los derechos q os asistan, para vosotros como familia o para vuestros nenes

      La diversidad existe !!

      • mihijocontea

        Sí, aquí supuestamente hay muchas ventajas, el problema es que entre un trámite y el siguiente nunca acaban de materializarse. De hecho, es frecuente que haya que realizar una nueva valoración y te quiten el grado, por lo que hayas pasado el tiempo intermedio sin disfrutar de nada. Y no, no se recuperan los atrasos. Yo he decidido tragarme el orgullo y lanzarme con el papeleo. Es qu eme da igual el tema de las etiquetas, con tal de que el niño pueda tener mejores oportunidades. ¡Un besazo y mucha suerte!

    • mihijocontea

      ¡Es tremenda la desinformación! Ni que lo pagaran ellos de su bolsillo. En mi caso, es que incluso preguntando semanalmente por las ayudas me tuvieron 5 meses mareada para darme ora con la orientadora de atención temprana. Al final, todo podemos hacerlo por nuestra cuenta, pero es cierto que se resisten de mala manera. Eso sí, tener el informe con el diagnóstico de atención temprana fue clave (que la psicóloga tardó otros 4 meses en entregármelo) porque es lo que más valoran al hacer ambos trámites.

  • Carolina

    Nosotros estamos en ello, tanto la discapacidad como la dependencia en espera y aún sin diagnóstico, le hacen el a dos este mes de febrero y ya somos familia numerosa porque tengo tres hijos, pero si nos conceden la discapacidad, creo que por renta podemos ser familia numerosa especial… Por lo menos eso espero… Como dices que se beneficie al máximo de todo lo que le pertenezca, un abrazo y gracias por compartir tu experiencia, gracias a eso me puse en marcha sin que nadie me hubiera informado de nada en atención temprana, les darán algo por retrasar lo que por ley nos corresponde, porque si no es así , no entiendo porque no informan, un beso.

  • Jordi

    Hola!
    Una cosa… mi hija va al CDIAP hace un año y nos han dicho que sin diagnóstico no podemos pedir nada… ¿se puede pedir todo sin diagnóstico? Un saludo!

    • mihijocontea

      No puedes. O sea, poder puedes, pero será una pérdida de tiempo porque ellos apenas valoran nada y se rigen por los informes de diagnóstico que tú lleves. Es uno de los motivos por los que, pese a nuestra pésima experiencia en el CDIAP, no podemos desvincularnos del centro: por los informes oficiales. Es más, incluso si lleváramos informes de centros privados (que cuestan un ojo de la cara), ya nos han avisado de que pondrían infinitas pegas, porque no son el cauce oficial.

  • Tatiana

    Super interesante este artículo ,sobre todo por lo reciente que es,el día 12 de marzo , después de 11 meses…. Tenemos la cita para la valoración de nuestro peque con 4 años actualmente y diagnosticado con tea desde los 18 meses,también tenemos al mayor de 10 diagnósticado con Asperger y pendientes de la valoración,algo que me a parecido super importante es que dices que en Cataluña ahí una ley que dice que solo por estar diagnósticado el niño con tea ya le dan el 33? Muero de miedo el pensar en todo lo que he tenido que hacer hasta ahora y los años que llevamos en cediap ( 2 veces a la semana) sin contar las terapias del mayor,que yo no puedo trabajar ( trabaja mi marido) porque todo mi tiempo es para sus necesidades y que luego no le den al menos el 33%,pero si es cierto lo que tú dices debería de pensar en que si se la tienen que dar,no? Algún consejo? Muchas gracias

    • mihijocontea

      Eso nos dijeron a nosotros el día de la valoración, en el que ni miraron al niño. Simplemente por llevar el informe de diagnóstico de TEA del CDIAP, el trabajador social nos dijo que en Cataluña ya se le asignaría el mínimo (33%) y que como este tramo llega hasta el 64% y el niño no podría pasar al siguiente, lo mismo daba que nos asignaran el 33% que el 64% porque las prestaciones serían exactamente las mismas. Sin embargo, sé que en otras comunidades no funciona de igual manera.

Deja un comentario y comparte tu experiencia

A %d blogueros les gusta esto: