Hacer la cena con un niño con autismo. O cualquier otra actividad…

Hacer la cena con un niño con autismo. O cualquier otra actividad…

Opiniones
Como madre de un niño TEA trato de vivir mi maternidad de una forma bastante común, más allá de las visitas extra a atención temprana, a terapia ocupacional, de la escolarización anticipada y el intento de estimular en casa en cada oportunidad que veamos. Pero básicamente, soy madre de una niña de 6 años y un niño que ya va camino de los 3. La mayor no fue nunca una niña tranquila, por lo que dejó bien alto el pabellón del no quedarse quieta ni un segundo. Pero cuando creía que ya no podría tener otro hijo más movido, llegó al mundo el pequeño, que es de natural más tranquilo, pero a quien las dificultades para la comunicación y la comprensión le llevan por la senda del volver locos a…
Leer más
La odiosa comparación con los niños neurotípicos. La normalidad no es inclusiva

La odiosa comparación con los niños neurotípicos. La normalidad no es inclusiva

Opiniones
Lo primero que haré será reconocer que me ha resultado muy difícil no establecer comparaciones entre mi hijo con TEA y otros niños de nuestro entorno, especialmente con su hermana mayor. La comparación con los niños neurotípicos es algo que nos sale solo, de serie y no creo que sea pecado mortal, sino más bien una tendencia innata en el ser humano que simplemente debemos aprender a controlar. Cuando era madre primeriza, claro que observaba cuándo empezaban a caminar otros bebés, a hablar, o incluso ahora, que la mayor va a cumplir 6 años, indago acerca de si sus compañeros leen o escriben mejor que ella, si tienen más habilidad para los idiomas… Al final, la comparación se queda en nada, porque no ha habido ni un solo aspecto de…
Leer más
La imagen del autista clásico y el TEA a nivel popular. ¿Qué ideas tienes?

La imagen del autista clásico y el TEA a nivel popular. ¿Qué ideas tienes?

Opiniones
Como padres, somos los primeros que hemos tenido que ir desterrando la imagen del autista clásico que conocíamos al recibir el diagnóstico de mi hijo con TEA a los 2 años. Cuando nos hablaban de marcadores del espectro autista no nos cuadraba nada de nada con el niño que habíamos estado criando: que si había escaso contacto visual (él miraba, no sabíamos si era suficiente o no, pero no nos alarmaba); que si se pasaba horas mirando a una pared; que si se balanceaba para relajarse; que si rehuía el contacto con otras personas; que si no dormía bien; si tenía manías para las comidas; si se alteraba con los ruidos fuertes; si detestaba los lugares abarrotados. Cuestiones más profundas, que son las que sí le afectan, no parecían relevantes…
Leer más
Mi hijo tiene TEA ¿y el tuyo? Conociendo a otras familias con TEA

Mi hijo tiene TEA ¿y el tuyo? Conociendo a otras familias con TEA

Opiniones
Compartir es vivir y tras el diagnóstico de TEA de mi bebé creo que es cuando más he apreciado y dado sentido literal a esta afirmación. Tras la soledad de los primeros momentos en los que encuadraron al niño dentro de unos marcadores del espectro autista de los que no sabíamos nada, pasando por la desorientación que hemos tenido en el CDIAP, que más que un centro de atención temprana para niños parece un Triángulo de las Bermudas para padres, la mejor decisión que tomamos fue la de hacernos socios de Aprenem, pero también la de buscar por todos los medios a otras familias con TEA que supieran lo que implica convivir con este trastorno. Sabemos que no hay un niño con autismo idéntico a otro, pero también que aunque…
Leer más
Cosas buenas que nos han dicho en el CDIAP. ¡Ninguna!

Cosas buenas que nos han dicho en el CDIAP. ¡Ninguna!

Opiniones
Ya sabéis que en estos 11 meses de visita semanal en atención temprana, hemos tenido nuestros más y nuestros menos con la psicóloga que nos atiende. No queremos ser los padres que piensan que al niño no le pasa nada, y que toda su inmadurez comunicativa se resolverá si le damos tiempo: quizás sí, quizás no, si no lo saben los especialistas ¿cómo lo vamos a saber nosotros? ¿Por ciencia infusa? Pero tampoco queremos vivir amargados pensando en un diagnóstico catastrófico que quizás no llegue nunca, y que a día de hoy parece que tan malo no puede ser. Mi hijo es bruto por naturaleza, pero también amoroso, cercano, le gusta el contacto con la gente, siempre anda pegado a otros humanos y prefiere con mucho la compañía a la…
Leer más
Mi hijo tiene autismo pero parece normal. ¿Cómo nos lo tomamos?

Mi hijo tiene autismo pero parece normal. ¿Cómo nos lo tomamos?

Opiniones
Sí, esta semana entramos por la puerta grande de los tópicos respecto al espectro autista. No es que de repente me haya levantado en plan madre negacionista que se esfuerza en hacer ver al mundo lo común y corriente de su hijo con TEA. No. En esta fase no he estado nunca, no sé si será una postura que pueda adoptar en el futuro, pero lo que tengo claro es que no es el punto en el que estoy instalada ahora mismo. Mi experiencia de hoy tiene que ver con esa imagen de un “autista estándar” que a poco que empieces a conocer este trastorno te das cuenta de que no existe. O sea, cada niño normotípico es de su padre y de su madre: con una apariencia física concreta;…
Leer más